Gordofobia: Gorda Traidora (Adelanto)


Introducción Pre quirúrgica

Dedico estas páginas a quienes las leerán mal y a quienes no les gustarán.

Paul Eluard


El presente libro es una gestación dentro de otra. Un registro apenas abierto, por momentos mudo, de un proceso complejo de modificación corporal a partir del bypass gástrico. Mientras acompaño estas toscas palabras que alumbraron en una época en crisis por la pandemia del COVID-19, se hace cada vez más evidente la violencia sobre las corporalidades gordas. Mientras escribo con torpeza, como tanteando ciegamente las sensaciones, o mejor dicho las razones que me llevan a insistir sobre esta relación tormentosa con mi corporalidad, siento a mi hija moverse dentro de mí. Me imagino cómo serán sus primeras alegrías, miedos y decepciones mientras se va adentrando en la cultura que compartimos. Me gustaría que estas palabras, que son un borrador en un tiempo muy borroso, entre nuestras casas multifuncionales llenas de trabajo home office, las subas y bajas de contagios de la pandemia sumadas a la precariedad de la vida cotidiana, sean el comienzo de un diálogo con otres. Surgen de la necesidad de abrir un espacio reflexivo, pero crítico con las prácticas que sostenemos de manera naturalizada. Operarse o no operarse no es una cuestión que me importe mucho abordar, pero quizás quien está del otro lado se encuentra en una encrucijada que considera de vida o muerte. Mi repertorio personal con la intervención quirúrgica bariátrica se encuentra todavía en una “luna de miel”, porque, según los estudios actuales, los efectos más complejos advienen luego del quinto o séptimo año a partir de la operación.

En un principio todo era rollo. Entre confusión, pieles y colgajos: ahí yacía la gorda estupenda que fui en un manojo de sensaciones que fueron cuajando. Luego de los puntos, la morfina, las inyecciones de hierro como cicatrices eternas en los despojos que dejaba un cuerpo que se desintegraba, ahí estaba yo. Pero no solamente son sensaciones, sino también inscripciones materiales: ser gorda, devenir gorda, dejar de ser gorda, seguir siéndolo, una sinergia que parece no resolverse. Esta lista casi parece una enumeración como la que haría un científico inductivista que observa los cambios en esta corporalidad en el paso del tiempo. Sin duda, anotaría en su libreta un kilo más, dos menos, algunas facturas, otras ensaladas, etc., como muchas de las apps de nuestros teléfonos lo hacen por nosotros. Si de repente fui gorda, ahora me encuentro siendo otra cosa, que otros dicen que no es ser gorda sino delgada, aunque realmente no lo soy.

Siempre llevo conmigo las palabras de Audre Lorde, quien nos enseña que no se vence al AMO con las armas del AMO. Hoy lo tengo más que patente en mi piel. Devenir delgada me ha transformado en una cosa por momentos imperceptible en el activismo gorde, hasta diría que incomoda. Si la gorda vanidosa fue un grito de guerra que escupía brillos y la celebración de un cuerpo deseante, este nuevo cuerpo se inscribe de manera compleja e incómoda. En otros ámbitos me ha reducido a un mero objeto sexualizado arrojado a la calle, donde las miradas ya no me juzgan, o mejor dicho, sí me juzgan pero ahora con ganas de devorarme. Seguramente, incluso con ganas de tomarme a la fuerza y enterrarme en algún baldío o descampado, solo para demostrar que son más poderosos que nosotras. Si bien he podido disimular lo gorda (dirán las malas lenguas), no me resulta tan sencillo disimular el hecho de ser mujer. De objeto de burlas y señalamientos, invisibilizada para ser amada, pasé a ser una presa en un sistema perverso donde mi condición de mujer me hace vulnerable. O mejor dicho, doblemente vulnerable: la ex gorda, despojo viviente de un cuerpo fuerte y plantado reducido a montón de cicatrices.


Comprá aquí Gorda Traidora

¿Quién es Lux Moreno?

Lux Moreno es activista gorda y por la diversidad corporal. Sin importar el peso que marque la balanza, se dedica a visibilizar las formas de violencia que configuran los estereotipos corporales. Es profesora en Educación Superior y Media en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires, especializada en el Programa de Actualización en Comunicación de Géneros y Sexualidades (Facultad de Ciencias Sociales, UBA). En 2015 estrenó en la Facultad de Ciencias Sociales su primera obra audiovisual de corte documental llamada El peso del amor y es autora del libro Gorda vanidosa (2018, Editorial Ariel), que fue reconocido como de interés social y cultural en la Legislatura porteña y la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. Bypasseada, vanidosa, fashionista, adicta al pan; escribió Gorda traidora al compás del latido del corazón de Emilia, su hija por nacer, y el ronroneo de sus gatos Albóndiga, Focault y Minerva.


Gorda Traidora en los medios

Podcast de Lala Pasquinelli, de Mujeres que No Fueron Tapa, publicado en TN.

Nota de Daniel Giarone publicada en Telam.


Mi carrito